Expertos carroceros, nuevos formadores

         

En Daevi admiramos a los profesionales que buscan trasladar sus conocimientos a nuevas generaciones, y hemos encontrado a uno de ellos: Jordi Bonal.

Expertos carroceros, nuevos formadores

Jordi Bonal, experto profesional en carrocería con más de 30 años de profesión da un nuevo enfoque a su carrera hacia la enseñanza. Actualmente está en periodo de formación para poder acceder a esta nueva etapa de su vida laboral.

DAEVI: Admiramos que hayas decidido dar un vuelco a tu carrera, hayas decidido arriesgar y dar este paso, eso sí, experiencia y conocimiento del sector estamos convencidos de que no te faltan tras tu prolongada carrera. ¿Qué te motivó para emprender el camino hacia la enseñanza después de tu larga carrera como carrocero?

 J.B.: Tengo que reconocer qué, en un principio, el detonante de este cambio fue una mezcla de aburrimiento, tedio y una sensación de hacer siempre lo mismo. Esto me llevó a una serie de largas conversaciones internas, intentando descubrir que es lo que quería hacer en la vida, que es lo que me gustaba. Por supuesto, mi cerebro me   encaminó  enseguida a la formación y me di cuenta que, lo que más me gustaba de mi oficio era  poder enseñar a los aprendices, y no tan aprendices, lo que sé hacer, trasmitir lo que aprendí de mis maestros y principalmente de mi padre. Entonces decidí dedicarme a la formación.

 

DAEVI: Empezaste en la profesión de carrocero bastante  joven ¿Cómo vives la evolución en el sector?

J.B.: Cuando empecé a trabajar, se daban situaciones que en ese momento eran lo normal y que ahora parecen surrealistas, como es el hecho que el coche era lo que tenía mas valor en una familia, se cuidaba con esmero y se trataba como si fuera una joya ya que era costaba mucho dinero y sacrificios su adquisición. Solo decir qué, durante unos años, un coche utilitario como era el Seat 600, podía costar más que una casa. Ahora todo ha cambiado, solo hay que dar un paseo por la calle para descubrir que la mayoría de vehículos tienen desperfectos, abolladuras e incluso siniestros que nunca se van a reparar, en parte por motivos económicos y en parte porqué el coche ha dejado de tener valor por lo fácil que es su compra. En cierta manera, hemos pasado de héroes a villanos.

Por otra parte, la evolución qué afortunadamente han sufrido las herramientas y los materiales hace que sea más fácil, cómodo y seguro trabajar, además y gracias a ello y en cierta medida a la formación, ha habido un incremento espectacular en la calidad de los acabados.

 

DAEVI:¿Echas de menos alguna buena costumbre que se haya perdido? Que mejoras observas que se han ido incorporando en este tiempo en los talleres y que ya son habituales (servicio postventa global, materiales, conocimientos, formación continua) y que nos falta para llevar adelante al sector?

 J.B.: Si me dejara llevar por los tópicos diría que lo hecho de menos todo, pero sería falso ya que ahora hay aspectos muy positivos como es el hecho que se está tomando consciencia de la necesidad de formación y profesionalización. Se ha dado un paso de gigante en seguridad y respeto por el medio ambiente. Los tiempos de espera, tanto para el taller como para el cliente, ahora son razonables. A pesar de ello, no quiero dejar escapar la oportunidad de expresar mi opinión sobre un aspecto en el que sí nos estamos equivocando, y es que los aprendices puedan trabajar un tiempo en el taller sin la necesidad de producción y es erróneo pensar que las practicas en centros de trabajo, es ese tiempo. Antes se aprendía mucho mirando y escuchando al operario, hecho que ahora es impensable.

 

DAEVI: En estos momentos en que estas formándote para poder ejercer como docente, ¿qué expectativas tienes a corto plazo?

 J.B.:Espero, si no hay ningún contratiempo, obtener el título de Técnico en Carrocerías a finales de este mes de mayo. Seguidamente empezaré el Certificado de Profesionalidad “Docencia en la Formación Profesional para la Ocupación” que está previsto finalice en el mes de noviembre. Con estos dos títulos y con los 32 años de experiencia que dispongo, espero poder ejercer de Formador en cuanto surja la oportunidad.

 

DAEVI: En los institutos de formación profesional ¿se da suficiente información a los jóvenes acerca de los diferentes productos que se encuentran en un mercado tan activo como el nuestro? 

 J.B.: En los institutos se da una completa información de los productos pertenecientes a las firmas comerciales que tienen contratos de colaboración con ellos. De las demás marcas se tiene menos conocimiento, primero por no ser empresas colaboradoras y después por la gran cantidad de oferta existente en el mercado, incluso los profesionales con años de experiencia, desconoceríamos la existencia de muchos productos si no hubiera comerciales que nos los presentaran.

 

DAEVI: Como chapista has ejercido de tutor de jóvenes en prácticas. ¿Crees que las horas empleadas en prácticas son suficientes y el alumnado en general llega al taller con la suficiente preparación y actitud entusiasta para aprender?

 J.B.: Bueno, sí y no. Me explico. Si partimos de la corriente de pensamiento, con la que yo estoy totalmente de acuerdo, que nos dice que estamos toda la vida aprendiendo, tendría que decir que no son suficientes las horas dedicadas a las prácticas y sobre todo las practicas de calidad, ya que los institutos no están para ganar dinero en el sentido que desconocen la realidad del taller y los talleres no tienen tiempo de enseñar, ya que  sólo están para ganar dinero. Este hecho sería totalmente nefasto si no fuera por las ganas y la pasión que ponen algunos alumnos y esto es lo que da valor y complementa el ciclo de la enseñanza.

 

DAEVI: Algunos jóvenes se han visto obligados a emigrar para desarrollarse y crecer como profesionales.   ¿Cómo ves el futuro de las nuevas generaciones de titulados como técnicos en carrocería una vez han obtenido el título?

 

J.B.:  En mi modesta y seguramente equivocada opinión, de entre todos los oficios que hay, el de carrocero es de los pocos que no estoy convencido de que se encuentren ventajas claras en el extranjero. Nuestro país está a la vanguardia constante en carrocería, por tradición y por genialidad, sin olvidar que somos un referente automovilístico en cuanto a la fabricación y la competición.

En cuanto al futuro, no creo que tenga mejores ni peores augurios que otros sectores, estamos pasando por un cambio a nivel mundial que afecta a casi todos por igual y el único camino, como se ha hecho siempre, es la adaptación. Pero de lo que estoy completamente seguro es que con la educación y la formación, será menos difícil seguir adelante.

 

 DAEVI: Como futuro formador, qué opinas del sistema y del modelo de enseñanza actual en España ¿Qué aspectos deberían mejorar primordialmente y que podrías aportar tú?

 J.B.: Ahora mismo me viene a la memoria una máxima que tengo  como pintor. Cuando mezclo un color y compruebo el grado de semejanza con el vehículo y este no es exactamente igual, me pregunto: que color le añadirías para mejorarlo? Si no tengo una respuesta clara, es que el color está bien. Lo mismo me ocurre con el modelo de enseñanza que se aplica actualmente. Después de pasar 8 meses en un instituto, pienso que hay muchas cosas que se podrían mejorar, pero cuando intento pensar cuales serian estas cosas, no me sale ninguna y vuelvo a la máxima: debe ser que ya esta bien. Los profesores son profesionales y honestos, las instalaciones son mejores que algunos talleres que conozco y el ritmo y la cadencia, parecen bien adaptados a las edades de los chavales. Quizá fusionaría el Grado Medio y el Grado Superior en uno sólo, ya que el primero, por si solo tiene poco valor practico.

Me preguntas que puedo aportar yo y la primera palabra que me viene a la mente es ilusión. Me hace una ilusión difícil de expresar poder ejercer de profesor, docente, formador o como le queramos llamar. Siento que tengo mucho que enseñar y no solo a reparar una aleta o pintar una puerta; quiero enseñar que una buena actitud es esencial, que la reparación es artesanía, y en la artesanía mandan mucho las sensaciones, cuando empiezas a reparar un coche, este te habla, te dice que le pasa, te dice que quiere que le hagas y como lo tienes que hacer, sólo hay que entender. Siento que tengo mucho que aportar y junto a mi, también siento los maestros que han pasado por mi vida profesional y que todo este valor, ellos y yo, lo tenemos que trasmitir a los demás

 

Gracias Jordi por habernos dedicado tu tiempo, te deseamos mucha suerte y un brillante futuro como docente, haciendo aquello por lo que sientes vocación.  

Publicado el 21/5/2015 en Nuestros profesionales opinan

         

RSS 2.0 (Nuestros profesionales opinan) RSS 2.0 (Blog ES)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Categorías

NUESTRO BLOG

Preparar el barco para pintar

Publicado el 12/12/2017 en NAUTICA, en Blog ES

Conoce los pasos para preparar el barco antes de pintarlo.

Preparar el barco para pintar

Seguir leyendo    

Archivo