El Valor del Antifouling

antifouling mantenimiento barco daevi

La importancia de los marineros para la navegación es realizar un buen antifouling. El objetivo aparte de prolongar la vida a la embarcación es asegurar una buena navegación.

El antifouling consiste en realizar una profunda limpieza del casco de la embarcación para posteriormente aplicar la pintura denominada anti-incrustante. El objetivo principal es evitar el crecimiento de organismo marinos, algas y percebes que se adhieren en el casco..

¿Qué beneficios consigues con el antifouling?

  • Al tener su obra viva más limpia permite una velocidad más rápida.
  • Consume menos combustible.
  • Evitas daños en las hélices y en el motor por lo que reduces gastos añadidos y situaciones de riesgo por fallo ocasionados en los mismos.

El paso a paso para aplicar el antifouling

En primer lugar, habrá que retirar la embarcación del agua. Retirar los organismos pegados del casco con agua presión, si no es suficiente puedes utilizar otras herramientas.

El segundo paso será eliminar la capa superficial de la pintura con una lijadora. Para ello, te recomendamos una buena protección personal. Aquí puedes consultar diferentes mascarillas para evitar respirar las partículas tóxicas que se desprenden en el proceso del lijado. Se debe escoger unas herramientas de lijado que te aseguren facilitar el trabajo obteniendo un buen resultado. Para ello, en Daevi te podemos asesorar.

Tras las tareas de lijado habrá que enmasillar cada grieta. Una vez esté seca y sólida, se vuelve a lijar, repetir la acción con lija muy fina hasta conseguir un buen alisado de la superficie.

Es el momento de aplicar la pintura anti-incrustante siguiendo las instrucciones del fabricante. En este proceso no olvides tapar todo aquello que no toca pintar. Para empezar un mono de trabajo, el llamado buzo de pintor, para el profesional de la pintura. Y para proteger superficies y evitar que se pinten, el llamado proceso de enmascarado, puedes utilizar el rollo de plástico con cinta que se fabrica en Daevi. Disponemos de diferentes medidas para asegurar una aplicación rápida, cómoda y sin residuo al retirar la cinta adhesiva.

Habitualmente el antifouling es un tratamiento que se realiza una vez al año, aunque si la embarcación se utiliza a menudo, se recomienda realizarlo dos veces al año.