LA HISTÓRIA DE LA CINTA AMÉRICANA

cint adhesiva americana

La Cinta Americana es una de las cintas adhesivas más conocidas y versátiles.

Es una banda de reparación compuesta por 3 capas: La parte superior, que normalmente es de color gris metalizado, está fabricada con polietileno. En el centro una malla muy resistente (se pueden encontrar diferentes categorías) de fibras naturales entrelazadas entre sí; y la tercera se encuentra el adhesivo.

Su origen se remonta al año 1942, a finales de la segunda Guerra Mundial, pero a España llegó a los años 80.

Fue inventada por una mujer, la estadounidense Vesta Stoudt. En plena guerra mundial trabajaba empaquetando cajas de municiones de artillería, se dio cuenta de que las cajas costaban bastante de abrir a los soldados los cuales no podían perder tiempo. Stoudt propuso sellar las cajas con una cinta adhesiva impermeable, resistente y fácil de cortar con las manos. Finalmente llevó a cabo su proyecto con la compañía Johnson and Johnson. Como avanzábamos anteriormente, la cinta americana es muy versátil, pero desde sus principios. Se utilizó durante la guerra para reparar las armas, equipos militares, aviones e incluso para taponar heridas.

La cinta adhesiva americana es muy conocida como solución rápida. Es aplicada para realizar reparaciones, fijar conductos en ámbito industrial o doméstico. Es resistente a las temperaturas extremas y a la tracción.

La cinta americana inicialmente fue de color verde. Fue cambiada a cinta de color gris, como actualmente conocemos, porque en los años 50 fue muy utilizada para las instalaciones y reparaciones de los sistemas de aire acondicionado y calefacción centralizada y el color gris / plateado era el mas semejante a estos los conductos.

Actualmente puede ser fabricada en otros colores, es muy conocida en el mercado también de color negra, transparente y blanca.

Durante la década de los años 80, fue cuando se introdujo en España a raíz de la fabricación del reactor nuclear en Cofrentes (Valencia). La tecnología fue dirigida por técnicos americanos que demandaban la cinta americana, llamada en su momento y por ellos como Nashua 357. Se fabricó y empezó a comercializarse en España con el nombre de cinta americana por su procedencia, y así hasta hoy.

En Daevi tenemos la cinta americana dirigida para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y de diferentes sectores. Desde pequeñas reparaciones a nivel doméstico, para bricolaje a las múltiples aplicantes en instalaciones industriales, de construcción, de automoción, soporte para el chorreado de aeronáutica, de ferroviario e incluso en el ámbito de la náutica.

No dudes en consultar con nosotros para cualquier duda. Dinos que necesitas y estaremos encantados de ayudarte.